10/27/17
Change.org no es lo que tú te crees

Change.org no es lo que tú te crees

Es casi imposible, si estás tiempo en Internet, que no hayas visto en alguna ocasión alguna causa contra la que luchar y que tiene un escrito de protesta en Change.org. En este caso, lo reconoceré, yo mismo he picado alguna vez. Pero Change.org no es una ONG dedicada a luchar contra todas las injusticias del mundo, dándoles visibilidad y enarbolando banderas contra la insolidaridad, la guerra, la corrupción o el crimen. No. El negocio es otro: el negocio es recoger tus datos y venderlos. Normalmente bastante caros, porque tú no solo has dado tu nombre, tu correo y a veces tu teléfono: has mostrado interés -bastante- por algo. Así que ellos recogerán esa información, la clasificarán (para darle más valor) y la venderán. Tal vez una vez, tal vez cien, eso ya no lo sabes.

Es una empresa social, una corporación B registrada en Estados Unidos, pero eso no implica que no busque beneficios, sino simplemente que tiene una serie de requisitos legales más estrictos para su comportamiento.

Change.org no es lo que tú crees

Así, tanto si estás en contra de que los chinos coman perros como si quieres que liberen a las ballenas, o incluso si quieres promover que se vigile más el bullying, con todo ello está dispuesto a lucrarse la gente de Change.org. Así las cosas, es probable que a mucha gente le parezca un problema: este tipo de recogidas de firmas contribuyen a calmar nuestra necesidad de hacer algo. Si de repente, sacan dinero por ello, es probable que mucha gente se dé cuenta de que solo están interesados por encima en tus causas. Así que, una vez tienen tus datos, eres poco importante… Salvo que aportes más información -apuntándote a otra causa- que hará tu perfil más valioso para venderlo.

¿Qué hacer, entonces? Pues es simple: si una causa te interesa, muévete por ella. Contacta con gente, ve a manifestaciones, lee de fuentes fiables (aunque no digan lo que quieres escuchar, esas son las que más te interesan), desarrolla un sentido crítico y únete a iniciativas de gente que esté tan interesada como tú. Estas plataformas solo quieren tus datos para venderlas. Fin de la historia.

La otra fuente de ingresos venía porque muchas de las ONGs que proponían causas podían poner un anuncio justo después de que hubieses firmado para una causa relacionada con ellos. Pero el sistema no llegaba a ser rentable, así que desde 2017 tienen tres programas nuevos: programa de socio, peticiones promocionadas y crowdfunding.

Change.org no es lo que tú te crees,leyendas urbanas,información errónea

¿Siempre?

La cuestión es que Change.org no siempre hará esto. Es una opción que tú aceptas voluntariamente cuando no quieres leer los términos en los que trabajas con ellos. Ahora bien, en el caso de que no les autorices a usar tus datos personales, el global del comportamiento, lo que se llama Big Data, no estará excluido de sus resultados, así que, si bien no podrán vender tus datos, sí obtendrán un beneficio del análisis del comportamiento. Sea como fuere, el negocio de Change.org está asegurado gracias a las buenas intenciones de millones y millones de personas que creen estar siendo adalides de causas justas.

Un par de links, en español y en inglés.

http://www.vozpopuli.com/economia-y-finanzas/empresas/change-org-Peticiones-Data_mining-Change-org-Avaaz-Peticiones_online-data_mining_0_823717647.html

https://www.forbes.com/sites/tomiogeron/2012/10/17/activism-for-profit-change-org-makes-an-impact-and-makes-money/#4debd1687ffa

https://en.wikipedia.org/wiki/Change.org

http://informationdiet.com/blog/read/change-dot-biz

08/9/17
rayo que provoca explosiones en un río

El realmente raro relato del relámpago en el arroyo

En julio de 2017 (aunque yo lo he visto por primera vez en agosto de este mismo año) se difundió de manera viral un vídeo en el que la caída de un rayo que provoca explosiones en un río. Hay acontecimientos extraños que escapan a nuestra comprensión. Fenómenos en el mundo que todavía no podemos entender, pero que nos sorprenden y a los que buscamos sentido. La electricidad, en realidad, no es uno de ellos (tenemos más ejemplos de leyendas urbanas eléctricas). Es verdad que se trata de una cuestión que para nuestros antepasados debía estar más cercana a la magia que a cualquier otra cosa, pero hoy en día no es lógico caer en según qué engaños. La explicación para tan inhabitual fenómeno atmosférico pasa por donde habitualmente: hay alguna cosa falsa. Y lo falso no es el vídeo, sino el texto. No se trata de la caída de un relámpago sino de una explosión causada por una compañía finlandesa de ingeniería,  Rannikon Merityö, en 2012.

¿El rayo que provoca explosiones en un río?

Colgaron el vídeo sin apenas información (ponía, en inglés “en este vídeo profundizamos el canal”) y algún alma de cántaro decidió, por su cuenta y riesgo, que se trataba de un rayo que cae sobre la corriente de agua. La cosa no es que la desmienta yo, es que hay una página http://www.merityo.fi/louhinta en la que aparece este vídeo en la que, Google Translate mediante, nos podemos hacer una idea aproximada de lo que va la cuestión. Lo que hacen es una explosión controlada para aumentar la profundidad del canal, que es una técnica que explican en la página antes mencionada, y que puede tener usos relevantes en la cuestión del control de inundaciones, por ejemplo. La información está extraída básicamente de Snopes.com , que recogió también los comentarios de un meteorólogo, Dan Skoff , que le dio credibilidad en un primer momento a la noticia pero después se retractó. Todos podemos equivocarnos.

06/10/17

Otro bulo sobre un ataque terrorista

En realidad, este es un post muy poco divertido, pero bastante útil. Es para desmentir otro bulo sobre un ataque terrorista. Con los últimos atentados que el DAESH está llevando a cabo, la aparición de bulos y noticias falsas es bastante común, así que hay muchas ocasiones en las que aparecen cosas como estas, que en torno al 9 de junio de 2017 ha tenido una expansión viral. Se transmitía por Whatsapp y venía acompañada de un link de un periódico. Pero claro, si mirabas bien, no era el periódico el que daba la noticia, sino que eran dos cosas diferentes: una era simplemente una noticia sobre terrorismo, y la otra un bulo -por cierto, poco creíble, que había sido difundido por todo el mundo.

El texto es el siguiente:

“Acaban de poner a CNP (Cuerpo Nacional de Policía) en Alerta 5, atentado inminente. Así que durante unos días evitar lugares de interés importante. Me lo acaba de enviar a un grupo que tenemos un amigo que está en el cuerpo nacional de policía en los geos!!!!!
Han anulado vacaciones y han ido a Madrid 5 grupos más de UIP (Unidad de Intervención Policial), y hay un equipo de los Geos en el aeropuerto y si hay que hacer carretera, siempre alerta..
La Renfe está llena de Policías Nacionales.
Confirmado.
No sé si os habéis enterado, pero por las comisarías está todo revolucionado, alarma inminente de atentado en BCN, Madrid, Alicante y Valencia cerca de la estación del Norte.
Algo pasa o están esperando que pase.
Tened cuidado v Por favor, pasadlo a las familias.
*Que eviten cines, discotecas, etc.”.

bulo estación del norte Valencia otro bulo sobre un ataque terrorista

Es falso como un euro de madera, la Policía Nacional y la Guardia Civil (https://twitter.com/guardiacivil/status/713712289061294080) ya lo han desmentido -el 26 de marzo de 2017- en Twitter, por ejemplo y la gente debería confirmar sus fuentes antes de difundir esta basura que solo contribuye a crear un clima de inestabilidad. Por favor, no difundáis otro bulo sobre un ataque terrorista.

 

04/30/17

Hugo Boss y el diseño de los uniformes nazis

Habitualmente no confirmo historias, sino que las desmiento, pero en este caso, empecemos por explicar que esto no es una leyenda urbana, sino una incorrección: Boss no diseñó los uniformes, los produjo. Hugo Boss fabricó uniformes para los nazis desde los años 30 a 1945, el final de la Segunda Guerra Mundial. Poniendo las cosas en la balanza, en su descarga cabe decir que fueron casi 15.000 compañías alemanas las que produjeron textiles para el ejército. En contra, que hay una foto de Boss en el ’45 con Hitler, y que durante la guerra empleó a 140 trabajadores en régimen de trabajos forzados (más otros 30 franceses, prisioneros) así que debía estar muy convencido de lo que estaba haciendo. Su compañía sobrevivió, pero él falleció en 1948.

Hugo Boss y el diseño de los uniformes nazis

Hugo Boss y el diseño de los uniformes nazis

Lo que no es cierto es que Boss diseñase sus uniformes: los encargados de esto fueron Karl Diebitsch, un miembro de las SS y el diseñador gráfico Walter Heck. Boss produjo estos uniformes,  además de camisas marrones para la tropa, pero no participó en su diseño en ningún momento.

Si bien la compañía sobrevivió gracias a la colaboración con el régimen nazi, también pidió disculpas en repetidas ocasiones, llegando a publicar un libro del historiador económico Roman Koester (http://www.bbc.com/news/world-europe-15008682) sobre el tema, en el que explicaban las condiciones de trabajo y el funcionamiento de la factoría. Hugo Boss fue multada tras terminar la guerra por haber participado en las estructuras del régimen nazi.

Esta historia no la contamos en la radio. Pero alguna vez la contaremos, si conseguimos volver. De verdad.

Sergi Albir

07/14/16
azúcar en el depósito de gasolina leyenda urbana

Azúcar en el depósito de gasolina

La venganza es uno de los motores del mundo. O eso parece. En realidad, hacemos pocas cosas por venganza, pero es cierto que nos encanta fantasear. Así que las historias relacionadas con este concepto suelen quedarse pegadas a nuestra memoria como los chicles a nuestros zapatos. Hoy presentamos: la demencial idiotez del azúcar en el depósito.

Esta leyenda me trae a la memoria mi juventud. En general, la historia contaba que echar una cantidad de azúcar al depósito de gasolina (o de gasoil, no especificaban) conseguía que se rayase la camisa del cilindro, y a partir de ahí el motor se gripaba: el gripado es cuando las dos piezas se sueldan. Personalmente no soy mecánico, pero por una parte me decían que al rayarse la camisa se perdía potencia, y por otra me decían que se fundiría. En cualquier caso, era una de las mil maldiciones que estaban a punto de caer sobre mí. De hecho, parecía que si alguien echaba azúcar en un depósito el cielo se desplomaría sobre nuestras cabezas.

En un principio encontré una noticia en la que se había detenido a un vecino de un municipio tinerfeño (http://www.abc.es/local-canarias/20150105/abci-detenido-azucar-deposito-201501051451.html) por provocar daños en el motor del coche. En realidad era el presunto autor de un delito de daños, porque, como veremos, en general, no causa demasiado efecto. Hay vídeos, por ejemplo, los demostrando visualmente esto (https://www.youtube.com/watch?v=p0Mmu4Gqxz0).

azúcar en el depósito de gasolina leyenda urbana,leyendas urbanas,leyenda urbana

Azúcar en el depósito de gasolina

En alguno de los ejemplos que encontré se hablaba de unos 2 kg de azúcar. Si nos ponemos con referencias algo más técnicas, podemos averiguar que el azúcar NO se disuelve en la gasolina. No lo digo yo, lo dice John Thornton, un investigador de Berkeley que hizo un experimento con marcadores de carbono radiactivo, sucrosa y gasolina y concluyó que la cantidad de sucrosa que había pasado a formar parte de la gasolina era muy poca. Como una cucharada en un depósito de 55 litros, aproximadamente. No se disuelve, no se carameliza y, como residuo, tampoco podría pasar los filtros destinados precisamente a evitar contaminación de sólidos que puedan dañar los cilindros. Un poco de azúcar no sería un problema. Si en vez de algún kilo empleases decenas, el filtro podría bloquearse y, puntualmente, detener el coche. Se limpia o reemplaza el filtro, y se limpia el depósito y se acabaron los problemas. El coste no sería comparable, ni de lejos, a las historias que se cuentan, que hablan de tener que reemplazar completamente el motor.

Un buen ejemplo de estas cosas lo tenemos en forocoches (http://www.forocoches.com/foro/showthread.php?t=304082). Podemos citar algunos ejemplos:

En 2005 “Laya”, que cabe pensar que sea una mujer, planteaba este problema:

“hola alguien me podria decir q pasa si ando o enchego el coche ya q me an echado azucar en el deposito de gasolina gracias aaaa lo se poq en el tapon quedaba restos del azucar”

Las respuestas no se hacían esperar:

Que se puede obstruir el coducto de alimentación del motor o el circuito de alimentación.

Sigamos:

Sin entrar en explicaciones técnicas:

¿Has comido alguna vez flan con caramelo?…. pues eso es azucar “derretido”: una pasta que se pega a cualquier cosa y si la calientas hace una costra dura y muy difícil de despegar.

Ahora vamos a entrar en algo más técnico:

El azucar se habrá disuelto en la gasolina/gasoil. Llegará a los cilindros (si no ha dejado restos por el camino) y allí, con él “incendio” del combustible se caramelizará y se endurecerá, pegándose a todo lo que encuentre… con un poco de suerte “sólo” tendrás que abrir motor y limpiar (además de sustituir conductos, filtros, inyectores….)… con “menos suerte” griparás el motor.

NI ENCIENDAS el coche: en grúa al taller y “limpieza” general”.

Otra más:

Correcto lo que te han dicho, no arranques bajo ningún concepto, te cargarás todo desde la bomba de gasolina, pasando por los inyectores, y finalmente se puede gripar el motor, es una putada de las gordas.

Otro que también sonaba bastante experto decía esto:

El azúcar es carbono, y al quemarse disuelto con la gasolina deja residuo sólido dentro de los cilindros, imagínate lo que pasa. 

Y finalmente, uno se venía arriba y contaba una experiencia que tiene, en realidad, bastante poca fiabilidad:

A mi me echaron azucar en una Vespa que tuve y no ande ni dos kms….gripazo de motor.
Supongo que en un coche aunque sea 4 tiempos, hara el mismo daño.
Si pillas al mamon que te lo hizo dale una colleja de mi parte.

Claro, cuando echamos un vistazo a noticias como una de 2015, en la que la policía detenía a un vecino como presunto autor de un delito de daños en Tenerife, uno puede comprender que hay dos víctimas: el dueño del coche, al que puede que le cueste la broma un par de cientos de euros, y el vertedor de azúcar, que con seguridad deberá pagar los gastos, la multa y habrá hecho el ridículo más espantoso.

En este, mi último programa de la temporada, aprovechamos para citar dos de los santos del día: San Optaciano de Brexit, digo de Brescia, y San Marchelmo de Deventer.

Contamos todo esto el 14 de julio de 2017 en La Noche es para Mí, en M80 Radio, con Miguel Coll.

 

07/7/16
El barril de ladrillos

La leyenda del barril de ladrillos

Hace unas noches tuve una especie de epifanía, de revelación. Uno de estos memes que circulan a Internet me hizo reflexionar y volver a pensar en los clásicos (en concreto, se trataba de una fotografía con una estatua de Cicerón con una leyenda que, en letras grandes, decía “Tu opinión me importa una mierda”, y ya más pequeño, decía “pero Cicerón, no podemos poner eso. Bueno, entonces ponle “mi conciencia tiene para mí más peso que la opinión de todo el mundo”). De manera que hoy me he decidido por una leyenda muy querida por mí, clásica y contundente. Hoy presentamos: “La relativamente real leyenda del barril de ladrillos”.

El barril de ladrillos

Las leyendas urbanas son historias simplemente demasiado buenas como para ser verdad. Así que hay mucha costumbre de apropiárselas. En este caso, se trata de una leyenda que yo mismo me llegué a creer hace muchos años, no sé si porque vi un supuesto documento en el que aparecía la supuesta narración original. En cualquier caso, contaremos los acontecimientos y después daremos las explicaciones pertinentes. La historia es básicamente sencilla: un accidente de un albañil, pero el suceso concreto relatado tiene una cierta complicación. Recomendamos la máxima atención porque merece la pena.

Escrito de un albañil a su compañía aseguradora, explicando la naturaleza de sus lesiones y cómo se produjo el accidente.

Éste es un caso verídico cuya transcripción fue obtenida del archivo de la aseguradora.

Excelentísimos señores:

En respuesta a su pedido de informaciones adicionales donde me piden que dé una declaración más detallada, les envío la presente esperando que lo que sigue aclare de una vez por todas sus dudas:

Soy albañil desde hace diez años. El día del accidente estaba trabajando sin ayuda colocando los ladrillos en una pared del sexto piso del edificio que está construyendo la compañía en la que trabajo.

Finalizada mi tarea, verifiqué que habían sobrado aproximadamente 250 Kg de ladrillo. En vez de cargarlos hasta la planta baja a mano, decidí colocarlos en un barril y bajarlos con ayuda de una roldana (polea) que felizmente se hallaba fijada en una viga en el techo del sexto piso.

Bajé hasta la planta baja, até el barril con una soga y, con la ayuda de la roldana, lo levanté hasta el sexto piso, atando el extremo de la soga en una columna de la planta baja. Luego subí y cargué los ladrillos en el barril. Volví a la planta baja, desaté la soga y la agarré con fuerza de modo que los 250 Kg de ladrillo bajasen suavemente (debo recordar que en mi primera declaración indiqué a la policía que mi peso corporal es de 80 Kg). Sorpresivamente, mis pies se separaron del suelo y comencé a ascender rápidamente arrastrado por la soga. Debido al susto perdí mi presencia de espíritu e irreflexivamente me aferré más aún a la soga, mientras ascendía a gran velocidad.

En las proximidades del tercer piso me encontré con el barril que bajaba a una velocidad aproximadamente similar a la de mi subida, y me fue imposible evitar el choque. Creo que allí se produjo la fractura de cráneo.

Continué subiendo hasta que mis dedos se engancharon dentro de la roldana, lo que provocó la detención de mi subida, pero también las fracturas múltiples de los dedos y de la muñeca. A esta altura (de los acontecimientos), ya había recuperado mi presencia de espíritu y, pese a los dolores, continué aferrado a la cuerda. Fue en ese instante que el barril chocó contra el piso, su fondo se partió y todos los ladrillos se desparramaron.

Sin ladrillos el barril pesaba aproximadamente 25 Kg. Debido a un principio simplísimo comencé a descender rápidamente hacia la planta baja. Aproximadamente al pasar por el tercer piso me encontré con el barril vacío que subía. En el choque que sobrevino estoy casi seguro se produjeron las fracturas de tobillos y de nariz. Este choque felizmente disminuyó la velocidad de mi caída, de manera que cuando aterricé sobre la montaña de ladrillos sólo me quebré tres vértebras.

Lamento sin embargo informar que, cuando me encontraba caído encima de los ladrillos, con dolores insoportables, sin poder moverme y viendo encima de mí el barril, perdí nuevamente mi presencia de espíritu y solté la soga. Debido a que el barril pesaba más que la cuerda, descendió rápidamente y cayó sobre mis piernas, quebrándome las dos tibias.

Esperando haber aclarado definitivamente las causas y desarrollo de los acontecimientos, me despido atentamente.

Esta traducción, algo redicha, la recogí de http://www.mmur.net/gallego.htm donde se decía que era una historia real que le había sucedido a un albañil gallego. Hay versiones que varían en datos como el peso del albañil, que en la versión que publicaba Jan Harold Brunvand en su libro era de 70 Kg. Este experto en folklore trazó el origen de esta versión aproximada de la leyenda hasta una compañía aseguradora en San Antonio donde se distribuía en fotocopias y faxes (¿alguien se acuerda del faxlore que comentamos hace unos días?). Pero el origen está lejano incluso a la tecnología del fax: una versión en verso estaba en circulación en el English Music Hall a cargo de Dick Gaughan, un cantante y autor escocés. En el 69 Pat Cooksey escribió una versión más elaborada, http://www.patcooksey.com/lyric_the_sick_note.html, y la cantaba al son de la melodía de “The garden where the praties grow”

(https://www.youtube.com/watch?v=IyqXcHeUg5s).

El grupo turco – no, es broma- irlandés The Dubliners también versionó este tema:

https://www.youtube.com/watch?v=T_Vfxuk8x_A

En los años 30 y 40 Fred Allen, un cómico americano, hizo un sketch en la radio con esta historia. Ese es el origen más lejano, pero multitud de cómicos repitieron la historia, que se contó en teatro, se publicó en revistas y dio vueltas y vueltas al mundo.

Probablemente la última oleada de popularidad se la proporcionasen los Premios Darwin: allí hay colgada una versión del 98 con los pesos en libras, en el que, por ejemplo, el barril vacío resulta ser mucho más ligero (apenas 20 libras, unos 9 kg).

La historia es magnífica, y efectivamente, demasiado buena como para ser verdad. Y es, claro, una gran forma de celebrar Santa Edilburga de Ebreuil, San Fermín y San Willibaldo de Dryopolis.

Esto lo contamos el 7 de julio de 2016 en M80 Radio, en La Noche es para Mí, con Miguel Coll.

06/30/16

La cerril desgracia del nacimiento de la criptozoología

Hoy tampoco traigo exactamente UNA leyenda urbana. Traigo un chorrotón de ellas semiorganizadas, mal categorizadas y con información inexacta. Que uno podría pensar: Albir ha decidido escaquearse y se trae una excusa, pero no es verdad. Hoy presentamos: la cerril desgracia del nacimiento de la criptozoología.

Con un nombre así, si la criptozoología no es una ciencia que se estudie en Oxford o Harvard, poco debe faltar. Al menos, esa es la primera impresión que tiene uno cuando le mentan la palabra la primera vez. Uno imagina un tipo con bata, un microscopio, un laboratorio oscuro con cadáveres de animales suspendidos en columnas llenas de líquido con iluminación independiente… Esas cosas. En realidad, la imagen estándar del criptozoólogo debería acercarse más a camisas blancas de tejido muy resistente, mangas largas y embudos en la cabeza.

kraken Mary Mapes Dodge, St Nicholas,leyendas

Recogiendo el tema en Wikipedia, tenemos la siguiente definición:

“La criptozoología (del griego κρυπτος cryptos, ‘oculto’, ζωος zoos, ‘animal’ y λογος logos, ‘estudio’; literalmente: ‘el estudio de los animales ocultos’) es una pseudociencia que se ocupa de la búsqueda de animales cuya existencia no ha sido probada. Los animales de interés criptológico son llamados «críptidos», término acuñado por John Wall en 1983. Esto incluye a especímenes vivos de especies extintas, como dinosaurios no aviares; animales que carecen de evidencia pero aparecen en mitos, leyendas o reportes oculares, como Piegrande, el Chupacabras o el Monstruo del lago Ness;2 y animales salvajes dramáticamente lejos de sus zonas geográficas, como gatos fantasmas (también llamados grandes felinos alienígenas)”.

Reddit, que es una web con unas miras muy amplias, dispuesta a compartir tanto información fidedigna como bromas, opiniones o rumores tiene una definición más amable: “la criptozoología está dedicada a la discusión razonada y lógica de críptidos y criaturas no descubiertas”. Y de ahí a entradas en su foro a perros zombi, el Bigfoot, el Yeti, el Monstruo del Lago Ness, el Chupacabras, el Sasquatch, los gnomos o los unicornios.

unicorn

Lo curioso de la criptozoología es que, aunque sea, por norma general, un timo absoluto, sigue el principio del reloj parado. Aunque no funcione, todos los días da dos veces la hora con precisión. En el aluvión de imprecisiones, leyendas, mentiras y fraudes que se amparan bajo esta seudociencia encontramos realidades puntuales: animales como el okapi, el celacanto, el dragón de komodo o la mariposa esfinge de Morgan, así como el calamar gigante fueron mencionados antes en el ámbito de la criptozoología que en el de la zoología convencional. Y nada les da más alas a los fieles seguidores de bulos que encontrar reconocimiento. Así que se lanzan hacia dragones, hombres-lagarto, hombres polilla y también, según veas un lago de tamaño mediano, alguien que asegura no haber consumido tanto alcohol, un monstruo acuático. Que conste que yo esto he de defenderlo. Si los escoceses han tenido toda la vida un monstruo -que vale, no existe- en el Lago Ness sin prueba alguna… ¿Por qué en el Lago Alkali de Nebraska o en el Lago Como de Italia no lo van a tener?

Criptozoología y tecnología. Un amor inevitable.

Uno de los avances tecnológicos que ha permitido el florecimiento de la criptozoología en todo el mundo ha sido Photoshop. Tanto un artista que quiera imaginar algo como un desaprensivo que necesite pruebas de algo que, vaya, solo existe en la mente de unos cuantos creyentes tiene a su alcance herramientas tecnológicas para crear una imagen. Como además, Internet aprovisiona a todo el mundo de imágenes reales detalladísimas de todos los bichos del universo, el material base para crear los críptidos (estos animales que no existen) también está totalmente disponible. Es casi tan sencillo crear un críptido como un concurso de cocineros en la tele. No, aún más fácil. Mucho más fácil. Reconozco que esto era solo una queja amarga porque no me gustan esos concursos. Me inquieta verlos con tanto cuchillo…

Estos bichos producen un efecto llamada que no es nuevo: muchas de estas leyendas tienen cientos de años de existencia, como el caso del kraken (un calamar gigante que atacaba barcos), el Big Foot o el Yeti, así que tienen su público. Y no se desaprovecha la oportunidad ya en programas de TV, ya en Youtube y webs variopintas.

criptozoología

Como ciencia la criptozoología lo lleva muy mal. Cada poco tiempo aparecen biólogos o zoólogos explicando que no se trata de una rama científica, sino de un empastre que combina rumores, folklore y biología. Sus procedimientos metodológicos en general tienen más en común con la literatura y el sensacionalismo que con el método científico, pero eso no parece importarle a sus fans, si bien no gana puestos en los rankings de las pseudociencias: la astrología, los OVNIs y la parapsicología parecen mantener su distancia.

https://es.wikipedia.org/wiki/Criptozoolog%C3%ADa

http://www.geek.com/news/the-11-best-cryptozoological-monsters-1642422/

Esta historia la contamos el 30 de junio de 2016 en La Noche es para Mí con Miguel Coll, en M80 Radio.

06/30/16
Faxlore

El fascinante fenómeno del faxlore

Encontrar leyendas urbanas semanalmente es un poco más complicado de lo que parece. Hay un montón de clásicos, pero en muchas ocasiones se trata de cuestiones que no han llegado a España, o que son demasiado conocidas. Hoy hablaremos de algo que tiene que ver con leyendas urbanas, con transmisión de leyendas y que es un término que no se suele usar en castellano: faxlore. O más en nuestra línea tradicional: el fascinante informe del fenómeno del faxlore.

Lo dicho. Hoy no hablaremos exactamente de una leyenda urbana, sino de un método de transmisión de las mismas. El xeroxlore, o faxlore. Antes de la existencia de una red informática global existía la costumbre de tener máquinas de fax en casi todas las oficinas: los faxes estaban conectados a la red telefónica y permitían transmitir texto e imágenes (estas últimas, en general de una manera entre deficiente y horripilante), lo que ya suponía un avance con respecto al teléfono.

Así que había gente que sentía la necesidad imperiosa de contar sus mier- sus historias, y enviárselas a otra persona, o grupo de personas que verían salir un papel por la máquina de fax esperando, en general, un presupuesto o una factura, pero recibiendo una historia, noticia o aviso que verificaba la máquina. O eso creían algunos, así que lo reenviaban a quien pudiera interesar. Temas tan fascinantes como “por qué un pepino es mejor que un hombre” o “por qué una cerveza es mejor que una mujer”, amén de leyendas urbanas y la clásica broma de “el cielo es el lugar en el que la policía es británica, las amantes francesas, los mecánicos alemanes, los chefs italianos y todo está organizado por los suizos. El infierno es el lugar en el que los policías son alemanes, los amantes suizos, los mecánicos franceses, los chefs británicos y todo está organizado por los italianos”.

Faxlore: una aproximación a la praxis

El procedimiento en general no tenía un misterio especial, es solo que requería de un mayor esfuerzo en difundir las idioteces. En general, también se difundía, por supuesto, información cierta, pero esto no cae en nuestra categoría de faxlore, que es un tipo específico, en realidad, de folclore (que es el conjunto de saber popular, incluyendo tradiciones, historias, cultura y, lo dicho, idioteces).

 faxlore

Probablemente la leyenda urbana que más se difundió fue la de la calcamonía de la estrella azul (el logotipo de los Cowboys de Dallas) empapada en LSD, ácido lisérgico, un potente alucinógeno, que se distribuía en determinadas zonas para conseguir que los niños se volviesen adictos a esta sustancia. Probablemente el origen de la leyenda venía porque el LSD se vendía colocado sobre papel secante con dibujos. El papel secante se usaba para la tinta habitualmente, de ahí que se usase como material escolar. De una cosa a otra…

Aquí, aparte de en las oficinas, yo recuerdo que el sitio idóneo en el que se podía encontrar ese tipo de material era en las fotocopiadoras de barrio, donde con frecuencia el propietario nos ofrecía una selección del material más relevante según su criterio.

faxlore 3

En cualquier caso, el decaer del fax fue el preludio del faxlore. Según se usaban menos los faxes y más los ordenadores, serían los mensajes a través de correo electrónico, la web y posteriormente Facebook y Whatsapp los encargados de transmitir la roña. Con todo, y aunque fuese un concepto menos popular, el gobierno americano – también se hizo en otros lugares como Canadá o Hong Kong -legisló para intentar parar los mensajes basura que se transmitían por fax, ayudando, probablemente, a motivar a los generadores de contenidos basura a migrar hacia plataformas tecnológicas más avanzadas. El incentivo era grande, porque si bien la multa era de hasta 500 dólares por fax, la FCC (la Comisión Federal de Comunicaciones) podía imponer penas adicionales de hasta 11.000 dólares extra.

faxlore2

No sabemos lo que nos deparará el futuro, pero podemos decir que las idioteces son resistentes al cambio de medio. No hay duda.

Sí sabemos, sin embargo, que es 23 de junio. Santa Ediltrudis de Eli, San Bilio de Dariórigo, San Zenón y San Zenas de Filadelfia y San Walhero (En Onhaye, en Hainaut, Bélgica, san Walhero, presbítero, que, mientras atravesaba el río Mosa, un presbítero al que recriminaba sus costumbres lo mató a golpes de remo).

https://en.wikipedia.org/wiki/Faxlore

https://en.wikipedia.org/wiki/Junk_fax

https://www.fcc.gov/consumers/guides/stop-unwanted-calls-texts-and-faxes

https://books.google.es/books?id=yjRzAwAAQBAJ&pg=PA807&lpg=PA807&dq=xeroxlore&source=bl&ots=HkS0OlMahz&sig=LYOm9BIiyZ9Jt2mRqqOxJzYn5yY&hl=en&sa=X&ved=0ahUKEwituOj40L3NAhWI6xQKHUkqCckQ6AEIUzAM#v=onepage&q=xeroxlore&f=false

Esta historia la contamos el 23 de junio de 2016 en La Noche es para Mí, con Miguel Coll, en M80 Radio.

06/18/16

La historia de Alfred Nobel

Se cuentan más habladurías de uno cuanto más famoso es. En mi caso, que mi fama se extiende a una buena parte del edificio en el que vivo, se habla de mi elegante forma de vestir y de mis extraños horarios. Si en vez de eso, hubiese unos premios de ciencia internacional con mi nombre, quién sabe lo que contarían. Hoy presentamos las negativas efemérides del deceso de Alfred Nobel y de las infidelidades hacia este individuo.

Lo primero que cabe preguntarse cuando vemos un título tan largo es ¿por qué? La respuesta es sencilla. Si traemos una leyenda doble, merece un título doble. Por lo menos.

La historia de Alfred Nobel


“No hay Premio Nobel de Matemáticas porque la mujer de Nobel le estaba engañando con un matemático”.

El factor clave para desterrar esta historia es bastante evidente: Nobel jamás se casó, así que resulta evidente la falsedad de la afirmación. En realidad, Nobel tuvo -que se sepa hoy en día- tres amantes o parecido. La primera, una rusa llamada Alexandra, que rehusó su propuesta de matrimonio. En 1876 estuvo una temporada con la Condesa Bertha Kinsky, que se convirtió en su secretaria, pero esta le abandonó por su amante posterior, el Barón Arthur Gundaccar von Suttner, si bien siguieron escribiéndose durante años y parece que ella fue una influencia notable para la creación de los premios Nobel. Por último, tuvo una larga relación con Sophie Hess que duró unos 18 años.

Alfred Nobel

Alfred Nobel, https://www.flickr.com/photos/internetarchivebookimages/14577644169/

Nobel inventó la dinamita, la gelignita y la balistita, que es un combustible sólido para cohetes. También inventó el contrachapado moderno y empezó a desarrollar los torpedos. Se convirtió en el propietario de Bofors, una compañía que se dedicaba a hacer hierro y acero tradicionalmente, pero que focalizó en convertirse en un proveedor de estos y otros materiales para armamento. Es una de las empresas más antiguas del mundo, con 350 años de historia. Pero no era lo único: desarrolló coronas de diamante para perforaciones, taladro neumático y otras invenciones para obras de infraestructura y otros campos: al morir contaba con 355 patentes de inventas.

La segunda leyenda, o inexactitud, porque de este otro hecho hay menos claridad, es que el hecho que desató la creación de los premios fue la muerte de su hermano Ludvig en 1888. Bueno, en realidad, no su muerte, sino el obituario que se publicó en un diario francés. Este diario pensó que el finado era Alfred, titulaba “El mercader de la muerte ha fallecido”, y se despachaba a gusto con el sueco, diciendo que “el Doctor Alfred Nobel, que se hizo rico mediante encontrar formas de matar gente más rápido que nunca, murió ayer”. Nobel, al leer esto, se habría preocupado bastante de cómo sería recordado y en 1895 firmó su último testamento, donde dejaba el 94% de su patrimonio, más de millón y medio de libras esterlinas – que sería el equivalente a unos 337 millones de euros actuales- a la financiación de los premios que llevaban su nombre.

Nobel estableció la creación de los premios para Física, Química, Medicina, Literatura y el Premio Nobel de la Paz, pero el de Economía, que concede el Banco de Suecia en memoria de Nobel, hay veces que no es considerado como un premio legítimo.

El hecho es que se dice en la web de la organización de los premios Nobel que la correspondencia que mantuvo con la activista por la paz Bertha Von Suttner (que había sido su amante) y que ya hemos comentado antes, son el germen de los premios, mientras que se obvia la historia del periódico francés.¿Por qué? Un empresario de un éxito como Nobel se había generado una serie de enemigos, especialmente al venderle la patente de la balistita a los italianos, antes de que un francés llamado Paul Vielle consiguiese desarrollar un producto similar. A Nobel la jugada le salió económicamente muy bien, pero la pataleta de los franceses tuvo como consecuencia una campaña de difamación que dejaba a Nobel por los suelos: lo acusaron de espionaje y traición y le retiraron permisos para experimentar en Francia. Así que se fue a San Remo, en Italia, donde tenía otro laboratorio donde desarrolló precursores los barnices que tenemos hoy en día o la boquilla para la fabricación de seda artificial.

Con esto, y aprovechando que es San Nicéforo de Constantinopla -obispo del s.VII- para felicitar a todos los que comparten dicho nombre, me despido hasta la semana que viene.

http://io9.gizmodo.com/10-urban-legends-about-famous-scientists-834494406

http://www.youbioit.com/es/article/biography/19775/biografia-de-alfred-nobel

http://nobelpeaceprize.org/en_GB/alfred-nobel/

05/19/16

¿El abejorro no puede volar?

A veces tengo la sensación de vivir al límite. Me entra la paranoia de si la gente está esperando a que me equivoque y diga alguna tontería para reprochármela. De alguna manera, lo que yo hago con nuestro analista, pero como el muy alacrán no mete el remo nunca, pues yo lo llevo mal. En cualquier caso, hoy comentaremos una historia muy corta y muy bonita que, por supuesto, es falsa como se espera de lo que traemos todos los jueves. Hoy, San Crispín de Viterbo, presentamos la abrumadora verdad del valiente abejorro que sí volaba.

Es un hecho comprobado que todos tenemos un punto puñetero. Hay gente más y menos incisiva, pero en general tendemos a poner el dedo en la llaga. Y hay otra cosa que nos gusta: defender al débil y ver como los grandes caen. La historia de David y Goliath. Así que esta historia nos encanta.

http://www.isasaweis.com/blog/14-esta-demostrado-aerodinamicamente-que-es-imposible-que-el-abejorro-pueda-volar-pero-el-no-lo-sabe

¿El abejorro no puede volar?

“Está demostrado aerodinámicamente que es imposible que el abejorro pueda volar, por su tamaño, peso y cuerpo… Pero él no lo sabe.”

Se dice que esta frase está escrita en las instalaciones de la NASA. Según las teorías de la aerodinámica, el abejorro no debería volar. Tiene un tamaño y un peso, en relación a la envergadura y movimientos por segundo de sus alas, que es científicamente imposible que pueda despegar del suelo, y menos aún mantenerse en el aire. Pero ahí está el abejorro, ajeno a todas estas leyes de la física, emprendiendo el vuelo cada día.

¿Quién ha dicho que no podemos conseguir lo que nos propongamos? Posiblemente sólo necesitemos desoír los “no puedes”, creer en nosotros mismos y ¡a volar! No se sabe con seguridad, qué tiene de cierto esta historia, pero es una motivadora reflexión para empezar el día, ¿no creéis? Vamos a ello, a batir las alas y ¡a volar!

Esta es la versión larga. La versión habitual suele incluir solamente el primer párrafo, y es todo un canto al inconformismo, al pensamiento lateral, a las ideas alternativas y al desafío a lo establecido. O no. En realidad solamente es repetir una tontería que se ha repetido muchas veces y que está más que desmentida desde hace años. En muchas ocasiones se complementa con una foto de un abejorro volando frente una planta, o una flor.

La frase parece tener origen en unas declaraciones del entomólogo francés August Magnan que se basó en los cálculos de André Saint-Lague, que decía que la fuerza de sustentación de sus alas sería insuficiente para permitir que un cuerpo con ese peso pudiera volar, ya que las alas serían demasiado pequeñas. El abejorro no podría volar según la aerodinámica o la física de vuelo (en concreto, es el teorema Kutta-Joukowski, que relaciona la fuerza de sustentación generada por un cilindro recto con la velocidad del fluido por el cilindro, la densidad del fluido y la circulación). Pero los cálculos estaban concebidos para un diseño estático, cuando en realidad, se trata de un diseño dinámico. Esto es, las alas del abejorro son insuficientes para planear, pero este animal no hace eso: aletea y así es como vuela. La cuestión es similar a la que pasaría con la superficie de las aspas de un helicóptero: desde luego que no valen para planear, pero es que nadie piensa que deban estar quietas para que vuele.

Hay una teoría análoga a esta con los saltos de los canguros, que teóricamente no podrían saltar, dado el enorme consumo energético que implica esta forma de desplazamiento. La solución, en este caso, está en otro factor que no se tuvo en cuenta: los músculos y tendones del canguro actúan como un muelle, recuperando una parte sustancial de la energía en cada salto.

Abejorro, por Wilder_Kaiser

Abejorro, por Wilder_Kaiser

Volviendo a abejas y abejorros, lo cierto es que pocos años después de las declaraciones de Magnan surgieron desmentidos que, sin embargo, no calaron en el público. Tal era la poesía de que fuese imposible: se difundía mucho más deprisa la sencilla mentira que la más complicada y, desde luego, menos literaria verdad. No ayudaba tampoco la complejidad de demostrar con modelos matemáticos basados en la mecánica de fluidos. En torno a 2001 Michael H.Dickinson conseguía desmentir finalmente el bulo y lo publicaba en Scientific American. En 2005 aparecería un nuevo artículo en el que colaboraba Dickinson junto a otros científicos donde se comprobaba no solo la posibilidad del vuelo de la abeja, sino la versatilidad de su sistema, que le permitía cargar pesos notables (en proporción a su propia masa) a largas distancias.

http://jeb.biologists.org/content/204/15/2607.short

http://www.pnas.org/content/102/50/18213.short

http://www.elcomercio.es/pg060103/prensa/noticias/Sociedad/200601/03/GIJ-SOC-136.html

http://rationalwiki.org/wiki/Bumblebee_argument

Esta historia la contamos el 19 de mayo de 2016 en La Noche es para Mí, en M80 Radio, con Miguel Coll.